Como cultivar tus propios germinados

En este post vamos a hablarte de los germinados, unos completos desconocidos para muchos y una bendición celestial para otros.

omo no todo en una cocina trata sobre atesorar los mejores electrodomésticos y estar a la última en tecnología, nos centraremos hoy en que tengas lo mejor para tu salud. Porque una alimentación sana es sinónimo de bienestar general y, a veces, cuesta menos de lo que crees conseguirlo.

Por otra parte, además de ser sano, consumir germinados cultivados por nosotros mismos es 100% sostenible y ecológico. ¿Qué más se le puede pedir?

Para que no te quede ninguna duda al respecto, te explicamos a continuación qué son los germinados, qué beneficios aportan a tu salud y, sobre todo, cómo tú mismo los puedes cultivar en cu cocina para beneficiarte de ellos día a día.

¡Vamos allá!

¿Qué son los germinados?

Muy sencillo. Como su nombre indica, se trata de brotes germinados procedentes de diferentes tipos de semilla, principalmente de legumbres y cereales.

En lugar de dejarlos crecer, se recolectan en cuanto empiezan a crecer, siempre antes de que les crezcan las hojas propiamente dichas.

Seguro que alguna vez has visto paquetes de germinados en el supermercado, en las neveras que hay en la sección de verdulería. Aunque, claro está, lo mejor es cultivarlos a nuestro antojo y según nuestras preferencias en cuanto al gusto, y de paso sin pesticidas ni fertilizantes químicos.

¿Cómo se consumen?

En cuanto a su consumo, se come el brote entero, lo cual incluye las raíces, sus tallos y sus diminutas hojas. Suelen consumirse crudos, por lo general en ensaladas o acompañamientos, aunque también se pueden preparar de otras maneras, por ejemplo en un revuelto de huevo.

Los más apreciados en cocina son los brotes de soja, alfalfa, trigo, rábano, lino, mostaza, girasol… de hecho, casi cualquier semilla de legumbre y cereal es apto para comer germinado. Su sabor es suave (varía dependiendo de la semilla), y tienen una textura crujiente que es uno de sus principales puntos fuertes.

Los brotes de alfalfa, por ejemplo, son bastante neutros, mientras que los de mostaza tienen un peculiar sabor picante. Lo mejor es que vayas probando los diferentes tipos hasta encontrar tus preferidos.

¿Qué beneficios aportan al organismo?

Sus beneficios son múltiples, ya que contienen gran cantidad de nutrientes (aminoácidos, clorofila, hierro, calcio, potasio, yodo, zinc, vitaminas B, C, E, K…) y aparte son de fácil digestión, por lo cual suelen tolerarlos bien todo el mundo.
Dado la cantidad de minerales y vitaminas que contienen, son altamente adecuados para controlar diversos tipos de déficits de estos, así con en situaciones de anemia, malas digestiones o debilidad. También ayudar a regenerar las células y actúan como antioxidantes.

Aparte, si estás siguiendo alguna dieta de adelgazamiento y te preocupas por una alimentación sana y sin calorías superfluas, son el complemento ideal por su nulo aporte calórico.

¿Cómo cultivar germinados en casa?

Cultivar tus propios germinados en casa es mucho más sencillo de lo que parece; el proceso es simple y no requiere de un espacio amplio (como sí pasaría si queremos disponer de un huerto urbano). Además, a diferencia de cualquier tipo de cultivo, te sorprenderá descubrir que puedes consumir tus germinados en tan solo una semana. Sí, sí, ¡una semana y estarán en tu mesa!

Para tener éxito con nuestros germinados necesitamos solamente tres elementos:

  • Un germinador de semillas (a continuación te hablamos de ellos)
  • Semillas (las puedes adquirir en tiendas especializadas o en Internet)
  • Agua (filtrada o sin cloro)

Este tipo de cultivo no requiere tierra ni abono.

En cuanto al semillero, te aconsejamos que te hagas con uno y problema solucionado. Son sencillos de usar, son baratos, y encima ocupan poco espacio. Tan solo deberás seguir los pasos que se indican en el germinador y a los pocos días ya verás el resultado.

Estos están diseñados para tenerlos en el interior de casa (lo normal es tenerlos en un rinconcito de la cocina), alejados de la luz del sol directa.

Hay una amplia variedad de germinadores en el mercado, ya que cada vez hay más gente que se apunta a la comida sana, sostenible y ecológica.

De entre ellos, a nosotros nos gustan especialmente los siguientes:

GERMINADOR GEO PLUS

Nos gusta este modelo porque casi no ocupa espacio (no llega a los 30 cm de altura), es funcional y muy práctico. Con él tus germinados crecerán rápido y sin margen de fracaso.

Consta de tres compartimentos apilables y un depósito de agua, y está fabricado en material plástico libre de BPA. Lo mejor de él, sin duda, es que se pueden germinar a la vez diferentes tipos de semillas sin mezclarse.

 

TRIBEST FRESHLIFE 3000

Con este modelo estamos ante la evolución de los germinadores, ya que conjuga lo mejor del cultivo casero con la tecnología.

Se trata de un germinador que no tiene nada que ver con el anterior, ya que este es automático. ¿Y qué significa esto? Pues que su funcionamiento eléctrico te permite tener cómodamente germinados durante todo el año y con el mínimo esfuerzo.

Incluye un interruptor de encendido y apagado, y está fabricado en material plástico sin BPA. Además, su potente motor regula la presión del agua para que esta sea la correcta. Cuando está encendido, cada 25 minutos se acciona el riego, que dura 5 minutos. El resultado es que los brotes crecen más y más rápido gracias a las óptimas condiciones de riego.

Y, por si se te queda pequeño, es posible añadirle 3 cestas adicionales.

 

GERMINADOR ESCHENFELDER

Este germinador triple nos resulta especialmente interesante debido a su particular estética, que decorará sin duda cualquier rincón de tu cocina.

Consta de tres tarros de cristal situados en un soporte cerámico y brazos de acero, lo que le confiere un carácter elegante y liviano.

Con él podrás cultivar fácilmente tres tipos de brotes diferentes. Además, se limpia fácilmente y su diseño permite un buen drenaje, evitando así que proliferen gérmenes y bacterias, los principales enemigos de los germinados.

 

Hasta aquí nuestro consejo sobre cómo cultivar tus germinados y hacer que la alimentación saludable entre en tu cocina por la puerta grande. Anímate a probarlo, ¡te sorprenderá!

error: Content is protected !!